Campaña contra el
pantano Biscarrués-Mallos de Riglos

(Coordinadora antipantano Biscarrués-Mallos de Riglos)


MANIFIESTO POR LA DIGNIDAD DE LA MONTAÑA

Las personas y colectivos abajo firmantes lanzamos un llamamiento a toda la opinión pública para unir miles de voluntades en defensa de un entorno, cuya pérdida sería realmente grave, rompiendo la armonía de un privilegiado conjunto de factores escénicos y ambientales entre los que el cañón de Los Mallos de Riglos y el río Gállego, con sus diversos niveles de bravura, son esenciales.

Este pantano no solo inunda el pueblo de Erés y las tierras de cultivo de Biscarrués Santa Eulalia e incluso Murillo de Gállego y Ayerbe sino que cubrirá gran parte del grandioso cañón de los Mallos de Riglos.

En torno a este cañón se ha producido un asentamiento poblacional gracias a las actividades turístico-deportivas que se desarrollan en el río Gállego y su entorno, relacionadas fundamentalmente con las aguas bravas y las actividades al aire libre.

El número de personas que viven directamente del río, así como el de las que lo hacen indirectamente, se ha cuadruplicado en los últimos dos años (de 10.000 personas que lo bajaron en el año 1996 han pasado a mas de 40.000 en 1998).

Toda esta zona esta sufriendo una importantísima evolución, surgiendo alrededor de este movimiento turístico nuevas iniciativas empresariales (hoteles, campings, albergues, comercios artesanos, etc..); paradójicamente auspiciados por el programa Leader II (Adegaso y Cider Prepirineo), que además está realizando importantes campañas de promoción del Reino de Los Mallos y El Territorio Museo.

Si el Proyecto de pantano se llevase a cabo todo esto se perderá.

La agricultura que la Unión Europea nos marca, así como los acuerdos del GATT, pasa por ser y tener unos productos y precios competitivos en el que el buen trabajo, ahorro y eficiencia son fundamentales. Mantener proyectos masivos de nuevos regadíos en Monegros II en lugar de modemizar y ordenar Monegros I, de donde se podrían ahorrar hasta un 40% de los caudales actualmente empleados, resulta un absurdo, además de una incongruencia.

Hoy mas del 80% del regadío aragonés (y en mayor proporción en Monegros) se dedica a cultivos herbáceos de baja rentabilidad y fuertemente dependiente de las efímeras subvenciones de la PAC.

Exigimos que se redefina una nueva estrategia de regadíos que frene, junto a otras medidas económicas y sociales el abandono del medio rural desde la perspectiva de una ordenación territorial equilibrada y ecológica.

Así mismo queremos recordar las justas demandas de comunicación, sanidad, educación, calidad de vida .... hoy en dia ensombrecidas y mediatizadas por dicho proyecto (pantano).

Por todo ello nos unimos a las iniciativas emprendidas por las gentes de esta comarca y llamamos a personas asociaciones y colectivos de todo tipo a secundar cuantas iniciativas surjan en el futuro contra este despropósito.

FDO. COORDINADORA BlSCARRÚES-MALLOS DE RIGLOS