EL CALAMÓN COMÚN
(Porphyrio porphyrio)  

OTROS NOMBRES:   

Valenciano

Gall de canyar

Catalán

Polla blava

Vasco

Urollo urdin

Inglés

Purple Gallinule
CLASE Aves
ORDEN Gruiformes
FAMILIA Rallidae
Autor: Juan Luis Bort
G.E.R
Calamon Comun

Foto cedida por A.H.S.A

 
 

IDENTIFICACION  

    De 40 a 50 cm de altura y de 90 a 100 cm de envergadura. El color de su parte superior es de un azul purpúreo oscuro, con un azul turquesa en garganta y pecho; sus plumas infracobertoras caudales son de un blanco puro (una de las características notables para su identificación a gran distancia). El pico, macizo y con un escudete frontal, es junto a sus ojos y patas de color rojo vivo. De tamaño mayor y más corpulento que la Focha común (Fulica atra), se distingue de ésta por sus patas rojas y mucho más largas, terminadas con dedos muy largos (utilizados con extraordinaria destreza para sujetar los tallos de carrizo de los que se alimenta principalmente). La voz del calamón es claramente un grito atrompellado y se puede oír desde gran distancia, sobre todo al anochecer.  

    Los jóvenes tienen en general un plumaje grisáceo, con el cuello, pecho y vientre de colores más claros. Trepan por los carrizales con gran facilidad, pero sólo son apreciables en invierno cuando el contraste entre su color oscuro y el marrón claro del carrizo es notable.  

ALIMENTACION  

    Su dieta alimenticia es principalmente vegetal: tallos, hojas, raíces, flores y semillas de plantas acuáticas y semiacuáticas, como el carrizo y el grano de arroz. En menor proporción es omnívoro y se alimenta de huevos de pájaro, ranas, polluelos de nido y crustáceos. Su destreza con las patas y su fuerza de pico y nuca, hacen que sea todo un espectáculo observar como se alimenta.  

NIDIFICACION  

    Anida en cañaverales, terrenos pantanosos y orillas húmedas de lagos y ríos con vegetación herbácea alta. El nido lo realiza en el suelo cerca del agua o en plantas en el agua, a menudo escondido entre plantas altas con corredores. Tiene una estructura voluminosa en forma de taza, con hojas muertas y tallos de plantas acuáticas, aunque es bastante pequeño para el tamaño del ave; es construido por ambos sexos. También construye plataformas adicionales utilizadas por los jóvenes para descansar.  

    Generalmente la hembra pone de 2 a 7 huevos, subelípticos y brillantes, con un color cremoso (a veces teñido de rojo) y variablemente marcados de manchas pardo rojizas, púrpuras o grises; con unas medidas de 54,5 x 37,0 mm. La incubación es realizada por ambos sexos, aunque sea principalmente la hembra y durante 22-25 días. Los polluelos son nidífugos y nacen con plumón largo con puntas finas. Su color es negro con revestimiento blancuzco en espalda y alas, las patas y dedos son rojo rosado.  

    La época de cría empieza a finales de marzo, con una sola pollada (según bibliografía), pero en la desembocadura del río Mijares (Castellón) se ha podido constatar que los allí existentes han sacado dos polladas, una a principios de febrero del 94 con 4 pollos (e incluso este año pasado en diciembre con 3 pollos) y la segunda a principios de agosto con 2 pollos. Durante el periodo de cría los polluelos son alimentados por ambos padres, siendo los primeros días realizado en el nido y posteriormente éstos siguen a los padres para ser alimentados. Cuando tienen aproximadamente un mes, empiezan a alimentarse por sí mismos realizando la extracción del carrizo de forma experta.    

HABITAT  

    Originario de las zonas tropicales del Viejo Mundo, en Europa se encuentra el límite norte de su área de distribución; el más septentrional es el delta del Volga. Estas aves sedentarias, que apenas abandonan sus territorios de cría, no sobreviven en estas regiones los inviernos duros y por esta razón no pueden ampliar su área de distribución hacia el norte. El Calamón habita en carrizales prácticamente impenetrables, alrededor de lagunas de agua dulce o salobre. En aguas profundas no se aleja del borde del carrizo, aunque de forma ocasional se ha observado nadando para cruzar entre los carrizos más alejados. Su conducto más corriente es realizar un pequeño vuelo entre los carrizos relativamente alejados y casi siempre acompañado de su grito característico.  

DISTRIBUCION  

    En marcada regresión en la Europa meridional, especialmente en el siglo XX, es divagante hasta el norte de Francia, Chequia, Austria, Alemania occidental, Hungría, Yugoslavia, … Antiguamente en España criaba en el Delta del Ebro (siglo XVI), en Valencia era común hasta mediados del siglo XIX, hasta que fue extinguido en 1916; y en Castellón y las Islas Baleares quizás hasta 1930 (Maluquer Maluquer 1971; Glutz et.al. 1973); posteriormente su distribución se restingio a las marismas del Guadalquivir y algunas lagunas andaluzas.  

    Actualmente (citas a partir de 1993) esta regresión parece haber finalizado y se vuelve a ver una recuperación de la especie por los diferentes humedales del litoral Mediterráneo. Así, en el verano de 1993 se empiezan a ver calamones en el Delta del Ebro; en octubre del 93 vimos los primeros en la desembocadura del río Mijares y paulatinamente empiezan a verse en los marjales de Almenara, de El Moro, Xeresa-Xeraco y sobre todo de Pego-Oliva; este año por primera vez se ha podido observar en El Hondo. Este incremento de la población puede ser debido en gran medida a la expansión de individuos del Sur de la Península Ibérica (Ardeola 40(1): 94), así como de los programas de reintroducción desarrollados en Els Aigüamolls de l’Empordà, en S’Albufera de Muro (Mallorca) y en la Albufera de Valencia.  

PROBLEMATICA  

    Las causas de la extinción a lo largo del siglo XIX (a excepción del Guadalquivir) son similares a las que han provocado la reducción poblacional de numerosas zoocenosis ligadas a este tipo de ambientes, básicamente la transformación de los hábitats acuáticos para cultivos, la desecación de zonas húmedas para la urbanización costera, el cambio de las antiguas formas de caza, más selectivas, por las armas de fuego y por la creciente contaminación urbana, agrícola y principalmente industrial que se ha producido desde mitad del siglo XX. 

BIBLIOGRAFIA


Articulo publicado en La Matruca. Número VII. Invierno 96/97. A.H.S.A.