PROYECTO DE REINTRODUCCION DEL
HALCON PEREGRINO (Falco peregrinus brookei)
EN LA CIUDAD BARCELONA

(Cristian Jensen)

"Como otras tantas veces el atardecer me sorprende de vuelta a casa en las calles de la ciudad, y como siempre en un acto reflejo levanto la vista al cielo para poder observar los cambios de luz, pero ahora hay algo más,

puedo apreciar la silueta estilizada a contraluz, con un elástico batir de alas que tímidamente va cogiendo altura y se lanza en picado efectuando pruebas de vuelo. A sus 40 días se ha desprendido del último plumón y empiezan sus primeras batidas de ala, cogerá confianza y recorrerá la urbe. Solo espero poder seguir observando la silueta entrecortada día a día, que no vuelva a desaparecer jamás de la ciudad."

 

Hasta la década de los 50 en el ámbito mundial se contaba con importantes poblaciones de Halcón Peregrino ampliamente distribuidas (19 Subespecies).

A partir de la década de los 50 se detecta una baja sustancial en la población de rapaces.

En la década de los 60, después de los estudios efectuados por Gran Bretaña, Países Bajos y Suecia, se confirma que el descenso en las poblaciones es debido a la utilización indiscriminada durante 15 años de biocidas.

En 1945 en Suecia criaban 350 parejas de Halcón Peregrino, en 1965 descendió a 35 parejas y hoy en día la población de parejas reproductoras efectivas a descendido a 10.

Con la utilización del DDT las poblaciones han quedado drásticamente reducidas llegando a exterminarse en algunos países.

Principales Causas en el descenso de la población de rapaces

El DDT afecta en la reproducción de los rapaces ya que reduce la proporción de cal en la cascara del huevo, haciendo que esta no tenga la consistencia normal y el peso de los propios padres en el periodo de incubación destruya el huevo.

Del 72% de éxito reproductivo en los años 60, se paso a un 29% desde la utilización del DDT. (Ver anexo tabla reducción población en Europa).

Existen 3 factores (productos químicos) que llevaron al descenso de la población en la década de los 60 / 70: pesticidas, herbicidas y metales pesados.

Pesticidas (venenos empleados en la exterminación de animales dañinos): Los Hidrocarburos Clorados (DDT), nos se utilizaron hasta pasada la 2ª guerra mundial (lucha contra la malaria). Son bioacumulables y está demostrado que los animales dañinos crean resistencia al DDT.

Una dosis de 30mg. X Kg. de tejido cerebral es mortal. Incita a reproducir encimas que intervienen en el desequilibrio de las hormonas sexuales, pudiendo producir un efecto parecido al de las mismas.

En los países donde ha sido prohibida su utilización se ha notado una mejora en el Medio Ambiente y un aumento en la población de rapaces.

Los Alquifosfatos son un grupo de productos químicos que se utilizan en la exterminación de insectos. Es muy tóxico y con fuertes efectos.

Herbicidas: Productos químicos que se utilizan en la exterminación de las malas hierbas. En un principio no tóxicos, pero en contacto directo afectan al feto.

Se ha podido comprobar que en un campo rociado con herbicidas la población de polluelos de algunas especies se vio afectada de un 50% al 60% con malformaciones congénitas.

Metales pesados: El mercurio mata al embrión, una dosis de 6mg.X Kg. de tejido cerebral es mortal.

La utilización de estricnina, la caza y los tendidos eléctricos también son causas del descenso de la población de rapaces.

En la década de los 70/80 ciudades de EE.UU., CANADA (New York, Chicago, Toronto, Mineapolis, Seattle, Los Angeles, Cincinati, Cliveland y Baltimor) y algunos países EUROPEOS (Alemania, Polonia y Checoslovaquia), son pioneras en la utilización de hackings para la reintroducción del Halcón Peregrino, siendo de un gran éxito como la de la ciudad de New York.

El proyecto de reintroducción de la especie en la catedral de la ciudad de Colonia (Alemania), fue el que tuvo una mayor difusión.

En la ciudad de Barcelona se pudo disfrutar del vuelo de este rapaz hasta la década de los 80. Se contaba con parejas instaladas en la iglesia de Sta. Mª del Pi, Sta. Mª del Mar y Sagrada Familia que fueron exterminadas por las asociaciones colombófilas ya que la consideran una "especie no grata".

La última pareja de la iglesia de Sta. Mª del Pi esta expuesta en el Museu de Zoología de Barcelona.

Desde la fecha ya se pensaba en su reintroducción, no siendo posible hacerla efectiva hasta 1999.

El proyecto de reintroducción del Halcón Peregrino en la ciudad de Barcelona tiene como misión la reproducción idónea de la población de la especie.

Los objetivos a cumplir con esta reintroducción son

  1. Un aumento de la biodiversidad de la ciudad con especies que forman parte del ecosistema de la Península Ibérica.
  2. Control de las poblaciones de palomas sobre todo individuos enfermos, débiles y viejos.
  3. Debido al factor estético e interés de la especie garantiza un índice de ciudad verde.
  4. El Halcón actúa como bioindicador del ecosistema urbano.

El proyecto iniciado en el mes de mayo de 1999 con la instalación de cajas nido en el Hotel Princesa Sofía, Palau Nacional, Sagrada Familia y la iglesia de Sta. Mª del Pi cuenta con el respaldo de las principales asociaciones ecologistas, ornitológicas y de anillamiento españolas.

Los integrantes del proyecto son técnicos biólogos contratados por el Ayuntamiento de Barcelona y el Grupo de Ornitología de Depana.

Hasta la fecha se cuenta con un total de 10 individuos (2 hembras y 8 machos), llegando a tener un total de 20 individuos a finales del 99.

Los 20 polluelos de la subespecie Falco peregrinus brookei, se distribuirán en 4 puntos estratégicos de la ciudad.

Ya que actualmente es una especie protegida los individuos utilizados en el proyecto son crías en cautividad y todos ellos cuentan con: Chip subcutáneo, autorización del CITES, certificados de ADN, paternidad y nº de criador.

El Halcón Peregrino es ornitófago y caza en vuelo. Sus presas potenciales son en un 50% palomas y 50% variado como pueden ser gaviota mediterránea, urraca, tórtola turca, psitacidos (cotorras, loros), preferiblemente débiles, enfermos o viejos.

Muy lejos de las creencias de algunas personas sobre el comportamiento de la especie, al efectuar su caza en vuelo no ataca a pájaros enjaulados, perros o personas.

Para el éxito del proyecto se pretende contar con una fuerte presencia de la población desde el primer año, distribuyéndola en los 4 puntos claves escogidos de la ciudad, teniendo siempre en cuenta que en su Medio Natural idóneo hay un 60% de mortalidad y puede verse incrementado en el primer año de vida de los individuos reintroducidos.

Hasta el momento los 10 individuos reintroducidos están establecidos con éxito en nuestra ciudad y se les efectúa un control diario por parte de los integrantes del proyecto.

Projecte de reintroducció del Falco peregrinus brookei.

Para más información o solicitud de documentación podéis llamar al 639 26 86 40 (Cristian Jensen), o vía E-Mail: jensen@teleline.es

 


ANEXO: TABLA REDUCCIóN POBLACIóN

Falco peregrinus