Guía de Rapaces

Gyps Fulvus       

Buitre común o leonado

(Gyps fulvus)

Envergadura: 243 - 270 cm. Puesta: 1 huevo Status: Sedentario
Longitud: 95 - 105 cm. Periodo Incubación: 59 días Nº parejas: 120 p.
Peso: 6.500 - 8.200 g. Primer vuelo: 120 días Alimentación: Carroña
Edad que llegan a adultos: 4 años
DESCRIPCIÓN:


Rapaz muy grande con alas largas y anchas y cola muy corta, el cuello es muy largo.

Adultos: Presenta en el dorso un color marrón claro, con la cabeza y el cuello cubierto de plumón blanco. La gorgotera de la base del cuello es blanca. En la parte inferior es marrón rojizo. Con las rémiges primarias negras y las secundarias pardas.

Jóvenes: Son más oscuros y rojizos que los adultos, presentando la gorgotera con plumas lanceadas de color pardo.

HÁBITAT:

Utiliza terrenos con grandes claros y áreas boscosas. Se instala en zonas montañosas con gran abundancia de cortados rocosos y una elevada actividad ganadera y humana (granjas de cerdos, basureros, zonas de caza mayor, etc..).

Gyps fulvus adulto
Buitre leonado adulto

NIDIFICACIÓN:

Nidifica en cortados rocosos con alturas superiores a los 40 m. y de gran longitud. Es una rapaz colonial, aunque existen parejas que nidifican en solitario. El nido que se ubica en una cueva o repisa cubierta esta construido a base de ramas y troncos, tapizandolo con hierbas o hajas de pino. Se observan algunas parejas que depositan los huevos en nidos de otras rapaces como el águla real (Aquila chrysaetos). La puesta suele realizarse durante el mes de enero, aunque existen puestas en diciembre y febrero.

DISTRIBUCIÓN:

Se distribuye por la parte noroccidental de la Comunidad Valenciana (12 colonias) y por la parte noreste de Valencia (1 colonia). Tanto los jóvenes buitres como algunos adultos a partir del mes de Agosto realizan grandes desplazamientos, pudiendos observar en cualquier punto de la Comunidad Valenciana (desde la costa a interior).

EVOLUCIÓN:

El declive de la especie aparece alrededor de la década de los 50, unido a la disminución de la ganadería, al abandono del campo por el hombre y a la colocación de veneno. En esta época desaparecieron todas las colonias de la Comunidad Valenciana menos una, situada en la provincia de Castellón. A lo largo de los años siguientes y sobretodo a partir de 1.980 el número de parejas nidificantes y el número de colonias va aumentando hasta la actualidad, este aumento ha venido unido a la proliferación de granjas de cerdos. En la provincia de Valencia y después de la desaparición total, se establece una colonía en 1.981, nidificando a partir de 1.985. La evolución actual se considera que va aumentando pero a un ritmo muy lento, pudiendo invertirse en cualquier momento si no se toman medidas de protección.


Grupo sobre una cabra muerta. Foto © Carlos Sanz

Gyps fulvus joven
Buitre leonado joven


Foto © Josep Bort (GER)

Enlaces relacionados:


© Inter Natura. infointernatura.org