COMIENZA UNA NUEVA TEMPORADA DE CAZA

 La CODA (Coordinadora de Organizaciones de Defensa Ambiental), federación compuesta por 170 asociaciones ecologistas del Estado español, ante el inicio de la temporada de caza 98-99, a partir del próximo domingo, muestra su preocupación ante la grave descoordinación existente entre las administraciones autonómicas competentes en caza, y el mantenimiento de modalidades y métodos de caza ilegales y dañinos para el medio ambiente.

La CODA considera especialmente grave que en el inicio una nueva temporada de caza, a partir del 11 o el 12 de Octubre según Comunidades Autónomas, todavía no se haya establecido ningún tipo de coordinación entre las diferentes administraciones competentes en materia cinegética. Desde que las Comunidades Autónomas asumieron las competencias exclusivas en materia cinegética son ya nueve las Comunidades Autónomas que han aprobado sus propias Leyes de Caza, mientras que en el resto sigue vigente la obsoleta Ley de Caza estatal de 1960. Dicho reparto competencial y la diversidad existente en órdenes de veda y leyes de caza están provocando una total descoordinación en materia de caza, dándose casos de que regiones colindantes legislen sobre la misma especie de forma totalmente opuesta. Por ello, la CODA considera imprescindible que se establezca un órgano inter-autonómico de coordinación donde los responsables autonómicos consensúen la legislación cinegética y se evite la actual disparidad de criterios.

Además la CODA manifiesta su preocupación ante el incremento sufrido en los últimos años en la utilización de métodos no selectivos de caza ilegales (cepos, lazos, cajas-trampa, veneno, ...) por parte de muchos gestores y responsables de cotos de caza para reducir o eliminar los predadores. Anualmente son centenares los cotos de caza denunciados por los grupos ecologistas que componen la CODA por la utilización de estos métodos de caza que pese a sus gravísimas consecuencias ambientales siguen siendo muy utilizados. Estos métodos son especialmente dañinos para carnívoros amenazados tales como el lince ibérico o el gato montés, especialmente en el caso de lazos y cepos. Por su parte el veneno repercute especialmente en el grupo de rapaces. La eliminación de estos predadores supone una grave alteración del equilibrio ecológico, lo que a medio y largo plazo afecta también gravemente a las especies cinegéticas. pese a ello, una visión simplista y errónea por parte de determinados sectores cinegéticos hace que siga siendo frecuente la colocación de cepos y lazos para la caza del zorro, aunque esta especie es la menos afectada por estos métodos.

De forma incomprensible, son todavía varias las Comunidades Autónomas que vienen autorizando, teóricamente de forma excepcional, algunos de estos métodos no selectivos de caza, incumpliendo con ello la normativa estatal, comunitaria e internacional.

También resulta preocupante la progresiva expansión del uso de vallados cinegéticos a Comunidades Autónomas donde su uso no es frecuente, tales como Valencia, Aragón o Navarra. Este proceso parece estar debido a la búsqueda por parte de gestores de caza de nuevas zonas con el precio del suelo barato, donde tras instalar un vallado cinegético se realizan introducciones de especies de caza mayor, tanto autóctonas como exóticas, y se organizan monterías. La CODA lamenta que las administraciones autonómicas autoricen este tipo de vallados que además de fomentar la intensificación y artificialización de la caza conllevan graves consecuencias ambientales, sociales y económicas.

La CODA también crítica que esta temporada cinegética se siga en la mayoría de las Comunidades Autónomas autorizando la caza en los denominados "terrenos libres". Los terrenos libres son aquellas zonas en las que sus propietarios no han creado ningún coto de caza, por lo que cualquier cazador puede entrar y cazar en la misma, ello pese a que no se realiza ningún tipo de gestión cinegética, no existe guardería, no se realiza ningún plan técnico de caza, y lo más frecuente es que se trate de terrenos que se "arrasan" los primeros días de caza. La CODA considera que es urgente que las diferentes Comunidades Autónomas, como ya han realizado La Rioja y Castilla y León, prohiban cazar en los terrenos libres.

Para más información: Theo Oberhuber, Secretario General de CODA.

Tel: 91 5312739 y 91 5312389. Móvil: 989 105635.