Borrador de proyecto de ley
para defender la conservación y recuperación del
hábitat natural de nuestro espacio.

(Consuelo Vives)

 

Borrador de proyecto de ley remitido al Congreso de los Diputados, Greenpeace, Ministerio y Consejerías de las Comunidades Autónomas de Medio Ambiente, así como diferentes asociaciones que defienden la fauna de la Peninsula Iberica.

 

EXPOSICION DE MOTIVOS.

La acción continua del hombre sobre el medio ambiente, especialmente a través de la agricultura, la ganadería y la caza, han reducido progresivamente los espacios naturales donde vivían y se reproducían la fauna autóctona salvaje, lo que ha llevado consigo al progresivo deterioro de la denominada fauna ibérica, existiendo muchas especies en peligro de extinción y otras han reducido su hábitat a simples espacio acotados, donde solo existen un numero exiguo de ejemplares.

Urge, pues, buscar un equilibro entre las actividades humanas y el medio donde se desarrollan las especies e intentar su recuperación.

Un proyecto de esta envergadura, necesita de la colaboración científica, así como del voluntariado más especializado y cuantioso medios económicos para poner en marcha un plan de estas características, tareas que debe de resolver el proyecto, cuya propuesta de articulación es la siguiente:

 

Articulo Uno: El Consejo Superior de Investigaciones Científicas, en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y con las Consejerías de Medio Ambiente de las Comunidades Autónomas, estudiaran por comarcas, las especies animales desaparecidas ó en estado de extinción, que habitualmente poblaban dichas zonas, a los efectos de implantar su recuperación en las mismas.

Se establecerá un catalogo en el que figuren las especies acordadas, así como los tiempos y fases de su progresiva implantación.

Articulo Segundo: Las especies designadas para su incorporación al hábitat natural, se realizará en terrenos de titularidad publica, montes comunales y terrenos de titularidad privada, cuando el propietario sea una entidad de derecho publico.

Articulo Tercero: Asimismo también se incorporaran las especies autóctonas a los cotos privados de caza, cuando la superficie de pastos ó de labranza de dichos cotos, no supere el cincuenta por cien de la totalidad de la superficie del referido coto.

Las especies introducidas en los cotos de caza, estarán especialmente protegidas y cualquier daño que se infieran a las mismas de forma dolosa ó culpas, serán consideradas como delito ecológico, a los efectos de sanción.

Podrán seguir cazándose en los cotos privados de caza, las especies que actualmente están permitidas, con las condiciones y limitaciones que establece la vigente ley de Caza.

Articulo Cuarto: Las especies y el numero a introducir en los cotos privados de caza, serán las que señale la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma a la que pertenezcan ó subsidiariamente el Ministerio de Medio Ambiente, de acuerdo con el catalogo de especies elaborado.

Articulo Quinto: Todos los costes, que lleven consigo la repoblación de las especies acordadas, en los cotos privados de caza, serán de cuenta exclusiva de los propietarios de los cotos de caza, que satisfarán, a su costa, todos los gastos necesarios para su implantación, especialmente los de cuidado y vigilancia de las especies introducidas.

Articulo Sexto: A los efectos de facilitar a los propietarios de los cotos de caza, la financiación necesaria para atender a los gastos de introducción de las especies autóctonas acordadas, el Gobierno a través del Instituto de Crédito Oficial, arbitrará los medios financieros necesarios para atender a las solicitudes de financiación de los propietarios de los cotos, de acuerdo con el proyecto que conjuntamente realizaran el propietario y las Consejerías de medio ambiente. Los prestamos del ICO, tendrán un plazo de amortización de diez años.

Articulo Séptimo: Los propietarios de los cotos, podrán deducir los intereses del préstamo concedido por el ICO, como un gasto deducible, en la declaración de renta individual ó en el Impuesto de Sociedades si fuera una persona jurídica el titular del coto privado.

El importe de la amortización del préstamo, tendrá el carácter de gasto amortizable, en las declaraciones fiscales que los titulares de los cotos privados realicen en su declaraciones del Impuesto de la Renta ó Sociedades.

Articulo Octavo: Los cotos privados de caza, que no se acojan al programa de implantación y recuperación de la fauna autóctona, les será retirada la licencia de coto de caza y en su consecuencia, quedará totalmente prohibida cualquier tipo de caza en la propiedad del citado coto.

Solo en el supuesto, que por los derechos adquiridos por los propietarios de los cotos, no pudiera retirárseles la licencia de caza, se les comunicará que la no aceptación del plan de implantación de especies autóctonas, llevara aparejado, la no renovación de la licencia de caza, cuando cumpla el plazo, tomándose las medidas administrativas necesarias para evitar la sobre explotación de la caza, en los cotos que no se acojan al programa de implantación de especies autóctonas.

Articulo Octavo: En los terrenos de titularidad publica que se establecen el articulo segundo, los costes generados para la implantación de las especies autóctonas, se harán efectivo con cargo a un presupuesto extraordinario de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma, que se financiará con prestamos del ICO, para lo que el Gobierno creara los instrumentos financieros oportunos.

Para financiar dichos gastos, las Comunidades Autónomas, podrán declarar dichos terrenos como parques cinegéticos de especial protección y proceder mediante subasta publica a la adjudicación a los particulares, de concesiones administrativas por el plazo de cincuenta años, para la explotación de los recursos culturales y educativos de dichos terrenos.

El precio de la subasta para la concesión administrativa, no podrá ser inferior al importe del préstamo solicitado al Instituto de Crédito Oficial, a los efectos de evitar el endeudamiento de las Comunidades Autónomas por este concepto.

Articulo Noveno: Las Comunidades Autónomas, a través de sus Consejerías de Medio Ambiente, invitaran a las Organizaciones No Gubernamentales, en función del numero de afiliados y de la disponibilidad de los mismos, a colaborar en el proyecto de implantación de especies autóctonas, mediante la formula del voluntariado, pagando todos los gastos y dietas a los colaboradores, en las fases de cría, implantación y vigilancia de las especies introducidas.